Carmen Molina defiende la conservación del sendero ecológico y el sistema dunar de Torre de Benagalbón

Nuestra coportavoz andaluza y parlamentaria, Carmen Molina, ha recordado esta mañana en Torre de Benagalbón el problema que supone la destrucción de nuestro patrimonio litoral.

La formación verde recuerda que la provincia de Málaga es la que más ha destruido su patrimonio natural litoral, pues ya tiene un 80,5% urbanizado en la franja de los primeros 500 metros según el último Observatorio de la Sostenibilidad.

 

La formación entiende el litoral como un ecosistema interrelacionado que contiene a la playa, fondos marinos y cuenca de arroyos que desembocan en él. “El proyecto previsto como paseo marítimo en Torre de Benagalbón sólo actúa en una parte, lo que obligará a rellenar las playas cada vez que haya temporales con el consiguiente gasto económico para nuestros bolsillos”. En ese sentido, Carmen Molina, diputada de EQUO en el Parlamento Andaluz, ha denunciado que “la creciente frecuencia y dureza de temporales provoca un aumento galopante de gasto de dinero público en labores de regeneración de las playas de la provincia de Málaga, con importes de 1,2 millones en 2015, 1,5 millones en 2016 y 4,1 millones en 2017”.

Por su parte, la concejala y diputada provincial por Málaga Ahora, Rosa Galindo, ha anunciado que “vamos a presentar una moción para que la Diputación inste a la Junta de Andalucía a cumplir la directiva 92 de la Unión Europea de conservación de hábitat y que declare el área zona de especial conservación. Es responsabilidad de los municipios y Diputaciones llevar a cabo medidas de preservación para el futuro”.

Carmen Molina con Rosa Galindo, diputada provincial por Málaga Ahora

Red de saneamiento

 

De otro lado, la también coportavoz de EQUO Andalucía ha abogado por solucionar la insuficiencia de la red de saneamiento municipal, que se ha convertido en un grave problema de salud pública y contaminación del litoral. A este respecto, Molina ha señalado que “la incapacidad de la depuradora del arroyo Serrezuela de tratar las aguas residuales en temporada de máxima afluencia (verano) o en los eventos de lluvias torrenciales provoca la liberación al mar de aguas negras sin tratar a través del emisario submarino y por los rebosaderos de algunos arroyos”.

A consecuencia de esto, tal y como denuncia la formación verde, son habituales los malos olores y la presencia de escorrentías en cauces habitualmente secos; la evidencia de natas, partículas -es ilustrativo ver los resultados de los análisis de agua en la web municipal de Rincón de la Victoria- en suspensión en el agua del mar, y la contaminación de los fondos marinos por depósitos de residuos orgánicos e inertes, incluyendo metales pesados. “Todo lo expresado constituye un riesgo para biodiversidad, la flora y fauna marina, y los seres humanos que son el punto final de la cadena alimentaria”.

Para EQUO, la evidencia científica contrastada del cambio climático hace preciso diseñar espacios que se ajusten a las medidas de mitigación de sus efectos, previendo los movimientos naturales de la dinámica marina y la acentuación de las cíclicas inundaciones del clima mediterráneo.

“Defendemos un modelo de intervenciones blandas que respeten especies de la flora autóctona como el pancratium maritimum (lirios de mar), la deriva litoral y los aportes de los arroyos que constituyen el frágil equilibrio de nuestro ecosistema costero, de cuya riqueza pueden y deben participar los vecinos y visitantes del municipio, por lo que deben implementarse medidas que recuperen no sólo el dominio marítimo terrestre como hace el proyecto prevista sino el dominio público hidráulico con una reforestación de las cuencas”, ha concluido Molina.

EQUO advierte del escaso recorrido de cualquier intervención sobre el paseo litoral que no establezca sistemas de depuración de sus emisiones, que no tenga en cuenta la recuperación de los fondos marinos y que no sea compatible con las directivas europeas y la normativa autonómica.

Comentarios cerrados.