EQUO advierte que los Presupuestos 2014 suponen una continuidad de la política de recortes sin perspectivas de futuro

Para EQUO estamos ante unas cuentas continuistas que no muestran el final de la recesión ni plantean una salida a la crisis ni un cambio de modelo. En definitiva, unos presupuestos que no ofrecen expectativas de cambio ni mejoras a la ciudadanía.

Para EQUO las cuentas presentadas hoy por el gobierno siguen ahondado en las políticas antisociales y en los recortes injustos que afectan a la mayor parte de la ciudadanía y no plantean ninguna alternativa a la situación actual.

En este sentido, para la coportavoz federal de EQUO, Reyes Montiel, “estamos ante unos presupuestos que nos muestran un futuro poco esperanzador y sin soluciones, ya que son unas cuentas continuistas, que van en la misma línea de austeridad y recortes que está ahogando a la ciudadanía y provocando tantas injusticias”.

Montiel ha afirmado que “seguimos sin ver la salida” porque no se plantea ningún cambio, ni siquiera está previsto la creación de empleo (ya que si el desempleo disminuye es porque lo hace la población activa). De hecho, en los propios presupuestos se reconoce una pérdida del empleo de calidad mientras que el poco empleo que se genera es precario.

Para EQUO hay muchos datos que avalan que estamos ante unos presupuestos que no cambian nada y que continúan en la línea de recortar derechos y prestaciones sociales y que presentan datos muy preocupantes. Así, el que las pensiones suban solo el mínimo previsto en la reforma, un 0,25%, en la práctica significa una pérdida del poder adquisitivo. También es preocupante que continúe bajando el presupuesto de cooperación al Desarrollo y que también lo haga el presupuesto en Educación Secundaria y Formación Profesional. Además disminuye la partida de atención a inmigrantes que pasa de 62,1 millones a 61,67.

Mención aparte merece el recorte que se produce en el presupuesto del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para 2014 es 1.907 millones de euros, lo que supone un descenso del 35,6% respecto al año anterior, y representa la mayor caída de todos los departamentos.

Por otra parte, para EQUO el hecho de que la deuda pública vaya a alcanzar en 2014 el 99,8% del Producto Interior Bruto (PIB) un listón que el Gobierno consideraba que no se alcanzaría, es un dato muy grave que hace muy difícil la salida de la crisis, ya que pagaremos en intereses  de la deuda 36.590 millones de euros el 10,3% del gasto total, lo que equivale al 3,5% del PIB.

Comentarios cerrados.