EQUO Andalucía seguirá trabajando por una confluencia amplia hasta apurar el límite legal

Desde EQUO Andalucía queremos reiterar nuestra determinación de seguir siendo parte activa de los procesos de confluencia de ciudadanía y fuerzas sociales y políticas por el cambio y de luchar porque ésta sea una realidad al menos en nuestra tierra. Esta cooperación ha sido una constante desde nuestros inicios y, especialmente, a partir de los procesos de confluencia de las últimas elecciones autonómicas y municipales.

Lanzamos un llamamiento al compromiso de las fuerzas políticas que apuestan por un cambio urgente y profundo en las políticas que nos gobiernan, sabiendo que este cambio sólo es posible desde la cooperación desinteresada y desde el trabajo común sobre lo que nos une.

La votación que se ha producido en nuestra organización este fin de semana supone expresar la convicción que tenemos en EQUO de que este cambio actualmente no es posible sin Podemos. Este partido es, a día de hoy, la organización que mejor ha conectado e ilusionado a la ciudadanía deseosa de cambiar el actual gobierno y la forma de hacer política, alterando los equilibrios tradicionales de la política en nuestro país. Esta decisión no supone el cierre de un proceso, sino una nueva etapa en el camino de una confluencia diversa y extensa.

EQUO Andalucía, sigue activamente apostando por la cooperación política más amplia posible, y a ello dedicaremos nuestra ilusión y energías de aquí hasta que los tiempos electorales lo permitan, confiando en que sabremos culminar con éxito este complejo proceso. Todo ello con la intención de hacer de la sostenibilidad, la equidad social y ambiental, la transparencia y radicalidad

democrática y el Bien Común, los ejes sobre los que pivote el cambio urgente que todas y todos necesitamos.

Por último, EQUO entiende que este proceso de trabajo compartido debe trascender las lógicas electorales y ser la base de una transformación más profunda de las fuerzas del cambio, que deben articularse de forma más clara como alternativas, en la calle y en las instituciones, a las políticas austericidas.

Comentarios cerrados.