EQUO califica de escandalosa la sentencia absolutoria sobre la catástrofe del Prestige

Para EQUO y EQUO Galicia la sentencia conocida hoy sobre el Prestige, 11 años después de que se produjera la catástrofe, que absuelve a las personas juzgadas (solo hay una condena leve al capitán del barco por desobediencia) es absolutamente incomprensible y abre una importante brecha en la credibilidad de nuestro sistema de justicia, ya de por sí bastante desprestigiado.

EQUO ha afirmado que ya fue un escándalo el hecho de que no se sentaran en el banquillos los principales responsables políticos y empresariales del desastre y que esta desastrosa sentencia, que llega a avalar la decisión de alejar el barco, evidencia aún más la falta de justicia en este asunto.

En este sentido, para EQUO ya hay claras responsabilidades por parte del entonces vicepresidente del gobierno, Mariano Rajoy, el propio Presidente del gobierno José María Aznar y sobre todo el Ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos. Tres cargos políticos que destacaron por su pésima gestión, a espaldas de la ciudadanía y por la toma de decisiones negligentes que ocasionaron consecuencias gravísimas para el medio ambiente y las personas.

Asimismo, también deberían haber sido juzgados los máximos responsables de la empresa; que han estado ausentes de forma incomprensible en el proceso, por lo que el juicio desde el principio apuntaba muy bajo.

En definitiva para EQUO esta sentencia es un bofetón para los miles voluntarios que se lanzaron a limpiar la costa gallega ante la inoperancia de la Administración y para las familias que vieron amenazado su medio de vida por la contaminación durante años del mar y las costas; al tiempo que lanza un mensaje escalofriante de impunidad muy peligroso.

Por todo ello, EQUO y EQUO Galicia han expresado su total rechazo a la sentencia y al desarrollo del proceso judicial tal y como ha tenido lugar ya que desde el principio ha rehusado entrar en el fondo de la cuestión y ha optado por no profundizar en los hecho ocurridos.

Comentarios cerrados.