Denunciamos la dejación de responsabilidades de la Consejería de Medio Ambiente en protección ambiental

  • Denunciamos que la Consejería de Medio Ambiente hace dejación de sus responsabilidades en la protección ambiental en relación al Plan Especial del Puerto.
  • Para el delegado de Medio Ambiente, la legislación ambiental “está de rebajas”, según nuestro coportavoz provincial, Francisco Pineda.

Tras la publicación del  comunicado de prensa donde la delegación de Medio Ambiente de Málaga explica las razones por la que escoge la vía simplificada para la Evaluación Ambiental Estratégica del Plan Especial del Puerto, EQUO, como parte interesada en dicho expediente, quiere expresar su indignación ante la forma en que el Delegado de Medio Ambiente ha retorcido la legislación ambiental andaluza sometiéndose a las presiones de quienes no buscan más que su interés privado.

La decisión de que se está evaluando exclusivamente el solar del morro de Levante, cuando toda la documentación aportada por la Autoridad Portuaria, incluso careciendo de rigor científico, hace mención permanente al rascacielo solo puede interpretarse como “escurrir el bulto”, haciendo dejación de sus responsabilidades.

En su decisión, el Delegado de Medio Ambiente se ha cargado de un plumazo el concepto de impacto paisajístico, al resolverlo cambiando la ubicación del observador y con ello se terminó el problema. A partir de ahora para nuestro excelso Delegado cuando atropellen a un lince la responsabilidad será de él, que no ha cruzado por el paso de peatones

Las afirmaciones del tipo “que en ninguno de los documentos que se han recabado se identifican valores naturales concretos que se verían afectados significativamente por este proyecto”, olvida que la propia GICA establece en su artículo 19, punto 6, apartado a, d y e que las Evaluaciones de Impacto Ambiental deberán identificar, describir y evaluar de forma apropiada en función de cada caso concreto, los efectos significativos directos e indirectos de un proyecto en los siguientes factores:

  1. a) La población y la salud humana.
  2. d) Los bienes inmateriales, el patrimonio cultural y el paisaje.
  3. e) La interacción entre los factores contemplados en los puntos a) y d).

Estas afirmaciones demuestran un desconocimiento de la legislación andaluza impropio de un Delegado de la Junta de Andalucía.

Por último, lo más grave de esta resolución no son los impactos del rascacielo sino que la argumentación devalúa la legislación ambiental “sentando un precedente a partir de cual dicha legislación está de rebajas”, en palabras de la coportavoz provincial de EQUO, Isabel Herráiz.

Por todo ello, EQUO apoya la campaña en que se solicita el cese del Delegado de Medio Ambiente en Málaga Sr. Adolfo Moreno y recurrirá a las instancias que considere pertinentes para denunciar el despropósito de este Delegado.

 

Comentarios cerrados.