EQUO rechaza que el 7,5% de la energía deba obtenerse quemando carbón

En relación con el acuerdo alcanzado ayer entre el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, la patronal Carbunión y los sindicatos mineros sobre el Plan del Carbón hasta 2018, EQUO ha manifestado su rechazo a que el 7,5% del mix energético provenga de la quema de carbón nacional, ya que con ello se impulsa el uso de una energía sucia y contaminante.

Esta medida, según EQUO, se enmarca en una política energética obsoleta y basada en la quema de combustibles fósiles y la energía nuclear. Al mismo tiempo que se toman estas medidas de apoyo al carbón, se persigue a las energías renovables estableciendo una moratoria para las primas, e incluso promoviendo un peaje para evitar el autoconsumo con balance neto.

Para EQUO el establecimiento de un 7,5% del mix energético con carbón nacional, es sólo un mínimo para el carbón. El porcentaje de participación del carbón en la producción de energía, será mucho mayor que esa cantidad, por la quema de carbón importado; por ello esta medida tendrá importantes repercusiones en las emisiones de CO2, y en la lucha contra el cambio climático.

EQUO ha recordado que el apoyo al carbón supuso en 2012 un aumento del 11% en las emisiones de CO2, a pesar de que disminuyó el consumo energético.

Asimismo, para EQUO estas medidas tomadas con respecto al carbón no hacen más que alargar la agonía del sector, y siguen sin resolver la grave situación social que se está generando en las comarcas mineras por no afrontar de una vez una salida ordenada y socialmente justa del carbón.

Comentarios cerrados.