EQUO reclama el cierre de las centrales nucleares localizadas en Cataluña hasta que cesen los movimientos sísmicos por el proyecto Castor

EQUO ha pedido que se paralice de forma inmediata la actividad de las centrales nucleares de Ascó I, Ascó II y Vadellòs II hasta que se aclare definitivamente el origen de los movimientos sísmicos que están produciéndose en la costa de Castellón.

Para EQUO es una temeridad mantener estas centrales en funcionamiento sin saber realmente cómo va a evolucionar la situación, ya que es difícil prever hasta cuándo y de qué forma van a continuar los temblores, pues conocemos muy poco sobre el efecto de la variación de presión en subsuelo y sobre los motivos que los han provocado.

EQUO ha recordado que se han producido en los últimos días más de 300 temblores en la zona, dos de ellos con intensidad superior a 4 en la escala de Richter, y nadie sabe qué ocurrirá en el futuro, por lo que lo prudente es paralizar la actividad de los reactores nucleares ya que pueden verse afectados por esta actividad sísmica.

Asimimo, EQUO ha reclamado el cierre definitivo del proyecto Castor pues ha quedado claro que no reúne las condiciones de seguridad suficientes.

Comentarios cerrados.