EQUO reclama la eliminación definitiva del denigrante espectáculo del Toro de la Vega

Para EQUO es lamentable que un año más la falta de compromiso de las Administraciones Públicas para dar fin a la bochornosa celebración anual del Toro de la Vega, vuelva a situar a España en el punto de mira internacional como uno de los países más permisivos con el maltrato animal.

El partido político EQUO ha recordado que el Toro de la Vega, que tendrá lugar el 17 de septiembre, es uno de los festejos taurinos más crueles que existen en España, y que quienes participan en este terrible espectáculo no tienen motivo alguno para sentirse orgullosos ya que se mata, entre arengas y agresivas actitudes, a un animal indefenso y asustado con palos, cuchillos y lanzas.

Para EQUO, los defensores de esta mal llamada tradición defienden en realidad la violencia gratuita hacia los animales y lanzan a un tiempo un mensaje de violencia social contra quienes denuncian este cruel espectáculo. No hay más que recordar cómo en otras ediciones han sido recibidos en esta localidad los defensores de los animales y periodistas que acuden al evento. La violencia  que ejercen buena parte de los defensores de este evento es inaceptable y supone un muy mal ejemplo para la población joven de esta localidad que ve como las Instituciones la amparan.

EQUO, como integrante de la Plataforma la Tortura no es Cultura, considera indispensable la prohibición del festejo del Toro de la Vega, porque además, subvencionar con fondos públicos y en pleno siglo XXI este espectáculo sanguinario es inaceptable e impropio de una sociedad civilizada. El apoyo del ayuntamiento de Tordesillas al toro de la Vega es la demostración palpable de una actitud permisiva e irresponsable que, año tras año, hace oídos sordos a las miles de personas que en España y en todo el mundo piden el fin de esta costumbre enraizada en la barbarie.

Por todo esto, EQUO ha exigido un compromiso de las Administraciones Públicas para eliminar las prácticas crueles contra los animales en los festejos populares, y ha considerado necesario que el Congreso de los Diputados ponga en marcha y con urgencia un comité de trabajo integrado por agentes sociales y comunidades autónomas para elaborar una Ley Marco de protección animal ajustada a la ética y a la conciencia de la mayoría de los ciudadanos.

Comentarios cerrados.