Exigimos a la Junta corregir de forma urgente la situación de la calidad del aire en Málaga

Carmen Molina, registrando la petición de información a la Junta de Andalucía

En un escrito entregado por el partido verde en la Delegación territorial de la Consejería de Medio ambiente y Ordenación del territorio de la Junta de Andalucía solicita que se “informe acerca de los pasos que la Junta de Andalucía tiene previsto dar para corregir de forma urgente la situación preocupante” de contaminación sufrida en la Aglomeración Urbana de Málaga.

Según recoge EQUO en su escrito, desde febrero de 2017, en la Aglomeración Urbana de Málaga, con más de 800.000 personas, no se evalúa ni controla el nivel de las partículas en suspensión contaminantes en relación con el tráfico, incumpliendo toda normativa reguladora de este asunto, en especial la Directiva 2008/50/CE de la Unión Europea sobre calidad del aire.

La coportavoz federal, y ex diputada andaluza, Carmen Molina ha subrayado la necesidad de “cumplir con las Directivas y tomarse en serio los riesgos que la contaminación y la mala calidad del aire tienen para las personas. No es aceptable que se siga ignorando un problema que ha sido puesto en evidencia reiteradamente, que cada vez es más grave, y que aún no se hayan tomado medidas efectivas que la reduzcan”.

Por otra parte, también denuncian, en la misma línea que la plataforma municipalista Málaga Ahora, que por parte del Ayuntamiento de Málaga, haya escondido la gravedad del problema de la calidad del aire en la ciudad, cambiando las categorías de los niveles de calidad (coherentes con los del Sistema europeo CALIOPE). Los resultados del trabajo de investigación “Proyecto CURMOS” arrojan una situación preocupante ya que en el mapa de la ciudad 950 cuadrículas de 152 m², de un total de 2355, el Índice Urbano de Calidad del Aire incluido en el informe técnico de Urban Clouds se describe la calidad del aire como deficiente, mala y muy mala en parámetros especialmente importantes como CO, gases irritantes como NO2 y PM10. Esto supone que en el 40% de los puntos estudiados respirar a nivel de calle aumenta el riesgo de enfermedades que van desde las respiratorias al cáncer de diversos tipos, hasta un total de 101 patologías, según la OMS.

“La calidad del aire en la ciudad de Málaga se mide poco y se mide mal” ha declarado Ángel Rodríguez, miembro de EQUO Málaga y del Foro de Sostenibilidad y Medio Ambiente de Málaga Ahora, “las estaciones que deben medir la contaminación producida por el tráfico rodado por normativa deben ser 3 por nuestra población y no 1, como las que hay en ciudades mucho más pequeñas como Jaén o Granada”.

Descargar

 

Comentarios cerrados.