La Renta Básica Universal, una de las propuestas irrenunciables del programa de EQUO Verdes-Iniciativa Andalucía

Propiciar un amplio debate social sobre un elemento clave para impulsar el proyecto de futuro que Andalucía necesita: la Renta Básica Universal (RBU), una de las propuestas irrenunciables del programa de EQUO Verdes-Iniciativa Andalucía, que se marca como objetivo abrir la discusión sobre esta medida y fomentar la participación de la ciudadanía en el debate.

Y es que la coalición que conforman EQUO Andalucía Verdes e Iniciativa del Pueblo Andaluz y que concurre a las elecciones del próximo 2 de diciembre con el objetivo de lograr que el ecologismo y el andalucismo de izquierdas tengan presencia en el Parlamento andaluz, considera que la RBU supone actualmente la base para garantizar la autonomía y libertad de todas las personas y permitirles emprender con independencia su propio proyecto personal.

Por ello en su programa contempla la implantación de una renta básica igual o superior al umbral de la pobreza, con unos ingresos anuales de 7.500 euros, que vendría a sustituir a toda prestación pública monetaria de cantidad inferior. La misma se establecería como un “ingreso individual, incondicional, universal e irrevocable que deben recibir todas las personas por su condición ciudadana, y que aportaría libertad y seguridad, lo que permitiría dignificar el trabajo y la vida de la gente”.

Así lo ha explicado la candidata de EQUO Verdes-Iniciativa Andalucía a la presidencia de la Junta, Carmen Molina, que ha valorado la RBU como “una medida para atajar la escasez de trabajo, que conllevaría reducir la pobreza y la desigualdad, y así servir de base para construir derechos humanos y tener un desarrollo sostenible”.

Igualmente, desde la coalición consideran que “es hora de visibilizar todo ese trabajo no remunerado que permite mantener el modelo actual, y que tradicionalmente han desempeñado básicamente las mujeres”. Trabajos voluntarios o asumidos que permiten sostener la economía y hacer crecer el PIB, “y que con una redistribución de la riqueza y un reordenamiento de la fiscalidad puede comenzar a ser abonado en cierto modo, con la implantación de esta renta básica incondicional que, por cierto, ya viene recogida en nuestro Estatuto de Autonomía”, ha concluido Molina.

 

Comentarios cerrados.